Operadores logísticos Madrid

Operador logístico en Madrid

Operador logístico Madrid

Conceptos básicos de la logística de almacén
Para definir la logística de almacén, primero tenemos que entender el significado de la palabra logística. La logística se puede definir como el conjunto de medios y métodos necesarios para llevar a cabo la organización de una empresa o de un servicio, especialmente de distribución.


Por lo tanto, la logística de almacén abarca todos los factores diferentes y complejos que intervienen en el almacenamiento (organización, movimientos y gestión), incluyendo el flujo del inventario físico (envío y recepción), así como el de bienes más abstractos como la información y el tiempo.

La logística de almacén también se puede extender a cualquier cosa, desde el control de plagas del almacén hasta el manejo de productos dañados, las políticas de seguridad, la gestión de los recursos humanos o las devoluciones de los clientes. Es decir, la logística de almacén implica todas las políticas, procedimientos y herramientas organizativas necesarias para que las operaciones del almacén funcionen perfectamente.

Elementos del almacenamiento

Planificación de espacios

Es el recurso clave. Cuando se espera un envío de productos se debe planificar dónde se almacenarán para hacer el uso más eficiente del espacio.

Recepción de envíos entrantes

Cuando los productos llegan al almacén, el personal debe recibir los artículos y moverlos cuidadosamente a un área de preparación para su procesamiento.

Seguimiento de inventario

A medida que los artículos entran y salen del almacén, se debe registrar en el sistema de gestión de inventario para garantizar el seguimiento de lo que existe actualmente en el inventario y planificar cambios futuros.

Almacenamiento de productos

Tras la recepción y procesado de los productos entrantes, se deben almacenar. Esto puede implicar colocar los productos en contenedores o palets y usar equipos móviles para transportarlos a su lugar en el almacén.

Control de temperatura

Dependiendo del tipo de producto almacenado, es posible que sea necesario el control de la temperatura, humedad o presión atmosférica. 

Reorganización

A medida que entran nuevos productos al almacén, es posible que haya que mover el inventario existente para asegurarse de que todo el espacio de almacenamiento se utilice de manera eficiente.

Recuperación y envío

Finalmente, cuando los productos tienen que salir del almacén, el personal debe recuperarlos de su espacio en el almacén, procesarlos, empaquetarlos, cargarlos y por último liberarlos del inventario para dejar espacio a nuevos productos entrantes.



La importancia de la logística sostenible
¿Qué es y qué beneficios tiene?